“Déjame que te cuente limeño, déjame que te diga la gloria del ensueño que evoca la memoria del viejo puente, del río y la alameda”, nos cantaba Chabuca Granda en La flor de la canela, que hoy tomamos como pretexto para repasar los nombres colectivos, como esa alameda que se engalanaba con el airoso caminar de esa mujer con jazmines en el pelo y rosas en la cara.

El colectivo es el sustantivo que en singular expresa una agrupación de objetos, animales o personas semejantes, como multitud y muchedumbre, grupo, asociación, conjunto, montón (cosas puestas sin orden unas encima de otras) y puñado (porción de cosas sueltas que se puede contener en el puño).

Si bien una alameda es un sitio poblado de álamos, la Real Academia Española (www.rae.es) acepta esta palabra para definir también un paseo con árboles de cualquier clase. Otros colectivos son arbolado, bosque, follaje, pinal o pinar (lugar poblado de pinos), rosaleda (de rosales), herbario (colección de plantas usada para material de estudio de la botánica), hojarasca (las hojas que han caído de los árboles) y cañal o cañaveral (área poblada de cañas o cañaveras). Vayamos ahora al reino animal: una camada son las crías de ciertos animales nacidas en el mismo parto; una jauría es un grupo de perros; el enjambre, una multitud de abejas. La bandada es un gran número de aves que vuelan juntas o de peces que se desplazan juntos, y son sinónimos parvada para las aves y banco o cardumen para los peces. Además, tenemos colectivos que se explican por sí mismos: caballada, burrada, gatería, pavada, gallinero, hormiguero, avispero y mosquero.

Un hato o una grey es una porción de ganado mayor o menor, un rebaño es un hato grande de ganado (especialmente del lanar) y una manada es un rebaño al cuidado de un pastor o simplemente el conjunto de ciertos animales de una misma especie que andan reunidos (manada de leones, búfalos o pavos). Una recua agrupa animales de carga y una piara es una manada de cerdos u otros animales como yeguas y mulas.

Algunos de estos términos se aplican a grupos humanos: un rebaño puede ser una congregación de fieles ante su pastor espiritual o una multitud de personas que se mueven gregariamente o se dejan dirigir en sus opiniones y gustos; se usa jauría para referirse a quienes persiguen con saña a una persona o a un grupo y un avispero es una concurrencia de personas que causan alboroto.

También hay una infinidad de colectivos propios de los seres humanos como gente y gentío para expresar una pluralidad de personas, aunque es válido el vocablo gente para señalar a un solo individuo. Otros ejemplos son estudiantado, profesorado, muchachada, familia, clan, público, afición, concurrencia, comunidad, pandilla, clientela, coro, orquesta, vecindario, bancada (legisladores de un mismo partido), reparto (personajes de una obra y actores que los encarnan), horda (salvajes nómadas o gente belicosa sin orden ni disciplina) y romería (gran número de personas que afluye a un sitio).

Otras palabras que tienen significados diversos coinciden, sin duda, como colectivos: liga, unión, cámara, juego (y los ya aceptados en español set y kit), cuerpo, equipo, serie, sistema y colección.

Hay todavía un sinfín o sinnúmero de este tipo de sus- tantivos, así que continuaremos el tema en otro espacio para seguir incrementando nuestro vocabulario… otro nombre colectivo para el conjunto de palabras de un idioma y para el total de vocablos que cada uno de nosotros usamos o conocemos.

¡Hasta el próximo juego de palabras!

 

Extraido de la página SEMANA NEWS con la autorización de su autora.

 http://semananews.com/news/2013/jan/04/una-multitud-de-colectivos/

santiroesREPORTAJES“Déjame que te cuente limeño, déjame que te diga la gloria del ensueño que evoca la memoria del viejo puente, del río y la alameda”, nos cantaba Chabuca Granda en La flor de la canela, que hoy tomamos como pretexto para repasar los nombres colectivos, como esa alameda que...Noticias relacionadas con el scrabble en español