El número uno español, Enric Hernández, no tuvo rival en Barcelona y de forma invicta se impuso en el Abierto organizado por el nuevo club catalán. Andreu Pont, principal baluarte del Scrabble Barcelona fue segundo y Miguel Rivera, para instalar al equipo «nyolo» en el liderato de la Carrera completo el podio.