Al igual que en agosto, el jugador del Zajarí, Javier Gilaberte, ha vuelto a dar un repaso deportivo en Valencia, pero esta vez junto a jugadores del Escrabelico murciano y el Castalium de Castellón,  imponiendose de manera invicta en el amistoso disputado en la sala alternativa del Nuevo Cuenca en la capital valenciana.

Dominio de principio a fin con  517 p. de media y sin un ápice de ceder en ninguna de las partidas. Gran poderio de un jugador que promete ser la revelación de temporada puesto que aún noha debutado en competición. Valencia y el Club Zajarí preparan para otoño su torneo tradicional.