Inapelable victoria de Miguel Ángel Henares en Sant Andreu de la Barca. Manoli Cano y Joan Lázaro completaron el podio, en un doblete local que no fue suficiente para impedir que un atrilero palideciera a la parroquia del Santandreu.

Maria Jose Lapieza sumó su tercer titulo consecutivo y cuarto, en el sub 1800 de Sant Andreu.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CRÓNICA

A los jugadores nefarios les da igual quien gane en su torneo, salvo si es un “nyolo” o un atrilero. Es cuestión de orgullo y de que por fuerza se sienten obligados a devolver la afrenta.

En Sant Andreu de la Barca, el madrileño Miguel Ángel Henares ganó y de que manera, invicto y con dos puntos de ventaja. Estuvo cerca de batir el record español de scrabble en un torneo (4.8 Eufrasio Millan) y aunque su victoria fue sin paliativos, cierto es que contó con cierta épica:

Estando contra las cuerdas, su rival Enrique Campanella cometió un error que le dió una partida perdida; luego sufriendo por la apabullante salida de Andreu Pont, este le abrió un nónuple y el “pingus” Henares le encasquetó 167 p. con lo que solucionó otra partida, y ya no digamos como se lo tuvo que currar para acabar con la partida cerrada que le impuso “livin” Lapieza. En definitiva se llevó un título que lo devuelve en el ranking español a posiciones que no veía desde sus últimos triunfos.

Henares tenía rivales, pero estos se iban cayendo por si mismos. El madrileño temía a Neme Moreno pero no llegó a cruzarselo porque el “nyolo” tuvo un día para olvidar, incluso cuando se dejó una ficha en la bolsa que hubiera podido cambiar el signo de una partida decisiva. Y pensar que no tuvo una partida de relax??.

Joan Lázaro parecía destinado a luchar por el título y sin embargo se cayó del caballo en la partida más inesperada. Igual le pasó a Andreu Pont que tuvo que afrontar un “winter” en toda regla y luego se vió ajustado en la recta final especialmente con el nónuple de Henares. Joana Rubio que también se vió arriba, jugando a buen nivel, perdió la partida que jamás se hubiera imaginado perder.

Visto esto, la única que estuvo peleando hasta el final fue Manoli Cano, que incluso perdiendo la última, quedaba segunda. Vaya temporada se está calzando la “nefaria” desde que en el pasado campeonato de España empezara a sacar la patita.

Y quería poner un punto aparte a Isa Hernández, más “telaraña” que nunca. Cierto que no tuvo opciones arriba, pero Dios bendito!!, sacó a relucir lo mejor de su juego más peculiar: animamos a ver la planilla de una de sus partidas donde de 22 jugadas sin cambiar, 18 son jugadas de dos o tres letras, pero es que las otras son de cuatro. Y sumó casi 500 puntos.

La jugadora de El Prat además disputó un final de partida de lo más apoteosico que se puede ver en el Circuito. Era ronda 5, y tenia de rival a Ramón Solà. La partida se escoraba para el de Vic, y ella viendo que estaba cargado de fichas “gordas” prefirió jugar a tapar esos huecos. Resultado?? Solà murió en la orilla sin poder poner tres letras, entre ellas la X, y al descuento, Isa Hernández que tampoco podía poner una, ganaba al descuento. Apoteósico.

El torneo contaba con mucha igualdad entre los sub 1800, y así fue durante toda la contienda. Cristina Hernández muy activa, Eva Falguera batalladora, Ramón Solá “in crescendo”empezaron fuertes y parecían predestinados, pero hacia la mitad del torneo aparecieron las figuras de Enrique Campanella y María José Lapieza, justamente los dos mejores ranqueados de la categoría. Que lecciones dieron ambos.

Campanella que podía haberse venido abajo tras su error contra Henares, estuvo pletórico e incluso se distinguió con sus aportaciones de palabros al torneo destacando su PEPITERO. Llego a luchar por el podio y se le vió firme en su juego con una media estupenda. Y luego claro esta, Lapieza: tres años seguida como subcampeona catalana de la categoría y ahora tres años consecutivos ganando la categoría en Sant Andreu, un hito no alcanzado por nadie en el Circuito. La clave de la del Club de Altafulla, radicó en vencer cuando hacia falta a la Rubio o al mismísimo Neme Moreno, algo nada fácil.

Otros jugadores no estuvieron en su mejor momento. Volvía tras siete años sin competir en castellano, el mítico Manuel Granados y cuan largo se le hizo el camino. Compitió en semidebut, Txema Nájera la última adquisición invernal del Hospitalet, y también sufrió lo suyo. Sin haber jugado esta temporada, Ieda Oliveira lo pasó fatal, y no olvidemos a Angels Ribé que se sintió desbordada.

Txema Muñoz, que parecía recuperado para la competencia esta temporada estuvo algo gris, así como Marga Hernández, que aún así con si CHINELAS se llevó el premio a la mejor jugada, un consuelo que algo vale.

Arbitró y retransmitió Santi Rosales, no estuvo mal y salió del paso. Realmente suena cada vez más claro que arbitrar acabará siendo su final competitivo.

Y así y todo, el torneo repartió embutidos a tutiplen; la joya estilistica de Alicia Acosta para el primer premio y los sandwiches de almuerzo. En pocos dias, nos vemos en Sevilla.

 

 

 

https://i1.wp.com/scrabble-santandreu.com/wordpress/wp-content/uploads/2019/03/s-5-e1553384690602.jpg?fit=170%2C100&ssl=1https://i1.wp.com/scrabble-santandreu.com/wordpress/wp-content/uploads/2019/03/s-5-e1553384690602.jpg?resize=80%2C80&ssl=1santiroesESPAÑAespañaInapelable victoria de Miguel Ángel Henares en Sant Andreu de la Barca. Manoli Cano y Joan Lázaro completaron el podio, en un doblete local que no fue suficiente para impedir que un atrilero palideciera a la parroquia del Santandreu. Maria Jose Lapieza sumó su tercer titulo consecutivo y cuarto, en...Noticias relacionadas con el scrabble en español