Juan Carlos Ayala hizo el doblete en Madrid, con victoria en clásicas y en duplicadas. En esta última tras imponerse en una farragosa primera partida  y aguantando la presión de un inconmensurable Serge Emig en la segunda.  La lucha por la tercera posición desembocó en un empate entre Lozano y Vellosillo, favorable al primero merced a una gran primera partida en la que acabó en segunda posición.