Santiago Rosales es jugador, directivo y promotor del scrabble en español. Recientemente batió el récord de partidas oficiales disputadas en el circuito nacional, estableciendo en 998 la cifra hasta el momento. Incansable entrevistador de jugadores de variopintos perfiles, en esta ocasión es él quien por fin nos brinda la oportunidad de responder a nuestro cuestionario.

Explícanos desde cuando conoces el juego, y cómo te atreviste a dar el paso a los torneos presenciales, ese paso que a algunos les cuesta dar sin algún empujoncito. 

Lo conocía desde los años noventa, tenía un intelect, y por el 2005 lo jugaba asiduamente en casa. Dos años tardé en atreverme. Incluso acudí a un torneo, entre y me fui; acudí a un club, entré no dije nada y escapé. Pero estaba en redeletras y ya sólo faltó un empujoncito.

Han pasado 10 años desde que debutaste. ¿Alguna partida o torneo especialmente reseñable desde el punto de vista escrablístico? ¿Y desde el punto de vista emocional?

No hay un torneo en concreto, pero si un año, el 2011. Parecía que había entrado en una senda ascendente, pero entrar más a fondo en labores directivas me pasó factura en el sentido competitivo.  Luego recientemente creo que lo acontecido en el 2015-16 fue sorprendente. Cinco torneos en los que tras la primera jornada acabo líder y en la segunda lo pierdo todo, y dos torneos de un día que subo a podio.

Desde el punto de vista emocional, todos los torneos, desde el más pequeño al mismísimo mundial son reseñables. Más que competir, lo que me llena es compartir acontecimientos, volver a ver amigos y si ya hablamos de mundiales, eso no tiene precio.

Has sido testigo de la evolución del scrabble en España. Cuando empezaste en el 2007 existía un grupo de jugadores, mayormente catalanes, que dominaban el circuito. En la actualidad, el ranking, aunque aún mantiene a esos jugadores míticos, muestra mucha mayor variedad en cuanto a la procedencia. ¿Cómo has vivido en primera persona esta evolución?

La expansión del Circuito español y el simple desarrollo del juego hacían inevitable que el dominio catalán ya no fuera tal. Van llegando jugadores a la competición, algunos con clubes fuertes y organizados, jugadores con afán de superación y al final se iguala la competición para todos.

Como presidente de la AJS, una de las mayores satisfacciones es ver nacer nuevos clubes. En tu mandato han aparecido clubes como Malacitano, Escrabélico, Cantábrico, Hospitalet, Castalium o Altafulla que han aportado ilusión, trabajo y nuevos torneos al circuito. ¿Cómo valoras la expansión del scrabble en el momento actual?

Resulta difícil, porque, aunque hay un sustrato de potenciales jugadores, la creencia de que el nivel es muy alto, no les satisface a jugar. Hago autocrítica y no encuentro esa llave mágica, quizás cuando tenga una dedicación más exclusiva dentro de un año.

Pasa igual con los clubes, especialmente los más innovadores o activistas. Ellos encuentran los mismos problemas y quizás tampoco encuentran el modelo idóneo. Aun así, mantengo la esperanza.

Hay miles de jugadores que utilizan la aplicación de Apalabrados. Se esperaba que algunos pudieran probar suerte con el juego presencial. Sin embargo, salvo algunas notables excepciones, el balance ha sido escaso. ¿A qué crees que se debe esta circunstancia? ¿Qué se está haciendo para promocionar el scrabble en España?

Apalabrados tiene un diseño que, si bien atrae a algunos a probar fortuna en la competición presencial, resulta un freno por sí mismo.  No prima el esfuerzo de la preparación, del estudio o principalmente, de la estrategia, eso sin entrar a la interacción social.

Cierto que muchos lo han intentado en este tiempo, pero muy pocos de los procedentes de Apalabrados han pasado de un primer torneo.

Se intenta promocionar aprovechando la circunstancia de la existencia de clubes y grupos de juego, a base de torneos amistosos o encuentros. Ha dado sus resultados en equipos como el Club Zajarí, Hospitalet o Scrabble Altafulla, pero a partir de ahí que estos nuevos jugadores continúen es labor de club principalmente.

Nos falta tiempo y personal que disponga de él.

Has visto aparecer nuevos jugadores, pero también has visto que otros se iban alejando del circuito. ¿Puedes citar alguno de los que te gustaría volver a ver en un torneo? A todos, sinceramente. Algunos por su valor de juego, otros por su tenacidad, su simple presencia.  pero casi siempre por el aspecto familiar de grupo. No pediría que volvieran a jugar de seguido, pero si verlos de nuevo de vez en cuando en presenciales.

Eres un gran seguidor de las categorías sub 1800. Las épicas luchas en este nivel siempre son recalcadas en tus crónicas. ¿Qué jugadores ves pujantes este año? Isa Hernández o especialmente Luis Fernández sabía que estaban tan bien que subirían pronto como así ha sido. Luego veo muchos más – es una categoría muy igualada- y aunque a veces no acaban de concretarse creo que Ángel Malpartida, Feli Sánchez, María José Lapieza o Eva Falguera serán los más eficaces y rápidos para ascender.

Creo que cada vez, ascender y perpetuarse resulta más difícil. Ahora bien, tengo una cosa clara, y es que los que de estas categorías viajan más para jugar, cuentan con más números para aumentar su nivel de juego.

¿Cómo te definirías como jugador y a qué aspectos le das más importancia? ¿Cuáles son tus virtudes y defectos?

Creo que soy mejor jugador de lo que aparento, pero suelo arriesgar en demasía. Además, tengo la tara enorme de desconcentrarme y cometer errores infantiles, de salirme de una partida con gran facilidad, de ser intermitente en el juego y aunque se la causa, he aprendido a convivir con ello.

Vocabulario y estrategia lo son todo, pero si yo no admito lo importante del valor psicológico, ¿quien lo va a hacer? Soy un vivo ejemplo

Como jugador llevas una temporada “haciendo la goma”, subes y bajas ELO de forma alternativa. Impredecible saber lo que harás en el próximo torneo. Viendo que otros compañeros de tu club han llegado a rozar el 2000, ¿te sientes capaz de ir a por ese reto?

No sólo me siento capaz, es que sé que puedo, pero ya dije antes, soy intermitente por naturaleza o quizás porque todos los componentes del scrabble me gustan por igual (organizar, arbitrar, gestionar…)  y a veces todo a la vez no se puede. Este año me he marcado de reto ponerme las pilas y antes del Mundial tener el nivel de mis mejores tiempos.

Perteneces al club Santandreu, el más numeroso de España, con presencia en bastantes torneos a lo largo del año. ¿Consideras que se esté forjando un estilo de juego dentro del mismo?

No es el más numeroso, sólo es el más activo. Hoy por hoy, el Atriles madrileño, y aún más el Zajarí valenciano nos superan. Vistos nuestros jugadores uno a uno, hay estilos diversos, pero en general sí que contamos un algo propio. Curiosamente cada peculiaridad de nuestros jugadores es válida para cada zona de juego, unos mejor en el área mediterránea, y otros en la zona centro. Lo del sur aún es nuestro caballo de batalla. ¡maldito macramé!

Habitual en los mundiales, quizá con demasiadas cosas en la cabeza para rendir al máximo… ¿Te resulta realmente difícil afrontar esta competición con total entrega y sin agentes externos que te influyan negativamente?

Muy difícil y casi imposible, y de veras que lo intento. Algún día lograré ser competitivo, y menos mal que ya no me causa ansiedad, porque quizás así lo logre. Como no me voy a desconcentrar en un mundial, no paro de hablar

 Aficionado a los karaokes, te propongo un juego: identificar a los jugadores que elijas con canciones o cantantes con los que se pueda asociar por su estilo, o por lo que te evocan.

Álvarez es el unicornio azul; Crápula es Sabina; Blai o Picciochi son más de Raphael; Ayala, la rata inmunda; Araque puro Marc Anthony; Henares mola como Neil Diamond; Espinosa y la bikina; Baynat baila pegado…y podriamos seguir.

Y la pregunta que no puede faltar: la Copa de las Naciones. Quizá se esté enfatizando demasiado en ganarla, lo que hace que buenas actuaciones hayan quedado minimizadas por no haber logrado el triunfo. En el último mundial se vio que en el top 10 había jugadores de siete países, lo que implica que cada vez hay más equipos plenamente competitivos. ¿Cuándo veremos a Santi Rosales alzando la Copa?

¡Nos hemos concienciado cada año con el A por ellos!!!; El Dream Team; Este año sí; a la octava la vencida…pero no hay manera, incluso algún año hemos sido discretos, pero tampoco. Cuentan que no hacemos equipo, capaces de todo y de nada, y hasta nosotros mismos nos lo creemos.

Ganaremos algún día la Copa de las Naciones, estoy seguro.

Finalmente, ¿qué ha aportado el scrabble a tu vida?

Llegué a este juego en la peor etapa de mi vida y me ayudó, solo con eso se puede uno imaginar por qué agarrarlo como una pasión. Deseo encontrarme en cada torneo con nuestra gente y no es difícil de entender. Me gusta sentirme parte de este mundo tan especial.

 

Agradecimientos a los culpables de esta entrevista: Maria de Arcos y José Fernández
https://i0.wp.com/scrabble-santandreu.com/wordpress/wp-content/uploads/2018/02/IMG-20180105-WA0022-e1517612373627.jpg?fit=134%2C100&ssl=1https://i0.wp.com/scrabble-santandreu.com/wordpress/wp-content/uploads/2018/02/IMG-20180105-WA0022-e1517612373627.jpg?resize=80%2C80&ssl=1santiroesENTREVISTASREPORTAJESSantiago Rosales es jugador, directivo y promotor del scrabble en español. Recientemente batió el récord de partidas oficiales disputadas en el circuito nacional, estableciendo en 998 la cifra hasta el momento. Incansable entrevistador de jugadores de variopintos perfiles, en esta ocasión es él quien por fin nos brinda la oportunidad...Noticias relacionadas con el scrabble en español