Dominando casi de principio a final, la argentina Beatriz Moscatelli fue la mejor debutante del reciente Mundial. Pero también fue parte del equipo ganador de la Copa de la Amistad formando terna con los venezolanos, Nobel López e Yvette Blanco, circunstancia que por clasificación le adjudicó plaza para el Mundial 2019. Doble merito para una jugadora que tardó en debutar en presenciales y ahora resulta imparable en su ascenso.

Tras competir varios años en el Club Rosarino llegó la oportunidad al obtener la plaza federal por un cupo para el Mundial. Una vez en Asunción, alcanzas el título de mejor debutante mundialista, la undécima para Argentina, y ello dominando casi de principio a fin. ¿Cómo describirías tu paso competitivo por la capital paraguaya?

Después de ganar la PLAZA FEDERAL fui al mundial con el propósito máximo de llegar a mitad de tabla. Mi primer mundial, después de varios intentos en los que salía 2da en la plaza federal  y no lo lograba. Asi,  tranquila, sin la presión de tener que ganar algo para estar fue como jugar de una manera diferente.  Y me dio resultado,

Disfruté cada partido,  tratando de no cometer errores muy propios de mi, y que tantas veces me han marcado mis amigos, como apurarme,  sino detenerme y dar una segunda o tercera mirada al tablero para ver otras posibilidades, y  luego colocar la palabra.

En mis comienzos, y durante mucho tiempo, me sentaba  a perder, me sentía muy insegura.  Con el tiempo , las prácticas, y el aprendizaje fui cambiando de actitud a la hora de jugar.  En cada partido me ubicaba frente a mi competidor, fuese quien fuese, con  el pensamiento de“ yo también te puedo ganar”. Tantas veces me sorprendí, que mi entusiasmo fue creciendo.

Así  transcurrió este primer mundial,  con el placer de competir partida a partida.

De competir en Rosario, del juego clásico argentino, a enfrentar con diferentes estilos latinoamericanos. ¿Cuáles son las diferencias más notables que te has encontrado?

Pensé sobre eso, pero no encontré importantes diferencias de estilos, o no me di cuenta. Sí que hay quienes juegan con un estilo más cerrado, que son las partidas que menos me gustan.

¿Cuándo empezaste a jugar y cómo?

 Estaba jugando en Redeletras  cuando  me detecta la que entonces era la coordinadora del grupo rosarino, Liliana Mazza. Durante mucho tiempo me invitó cada semana, pero entonces yo, que trabajaba como docente, no podía asistir, justamente porque el día que ellos se reunían coincidia con mis días de mayor trabajo. Imposible durante mucho tiempo.

Hasta que me jubilé y allí empecé.

Cuando llegué al grupo, tenía los conocimientos que había aquirido jugando on line. Pero el juego en vivo me atrapó inmediatamente. Allí estaban jugadores de mucha experiencia,  de la talla de Ricardo Bondino, de Horacio Moavro ( estaba en Rosario los días miércoles y jugaba en ese grupo) y otros jugadores que ya habían alcanzado un buen nivel.

Inmediatamente se me despertó el deseo de competir, pero también comprendí que tenía que ponerme a estudiar, hasta para que no se aburrieran con mi juego y asi lo hice y lo sigo haciendo. Incorporar vocabulario fue mi mayor anclaje, fue lo que más desarrollé.  Primero me enamoraba de palabras que nunca iba a colocar,  después verbos,  palabras, prefijos, o sea enlaces posibles, etc. Hoy estoy desaprendiendo todo lo que la RAE nos obliga a olvidar, o, lo que es peor, a reconocer que sólo están en infinitivo. Primero renegué de todo esto, me parecía un garrón inmerecido después de todo lo que había estudiado, y ahora,  comprendi que debía aceptar las nuevas condiciones. Ya no lo veo tan terrible.

Pero lo que más me costó fue adquirir estrategias y aún me sigue costando. A fuerza de golpes, de perder y perder, fui incorporando algunas, después otras, y muchas aún están esperando que las incorpore, como el cierre de cada partida.  Pero como me maravilla este juego, donde ninguna partida es igual a otra, me genera un desafío permanente, adrenalina a veces, que hace que no me rinda y siga buscando superarme en cada juego.

¿Cómo te definirías jugando? 

Como ya lo definí, pasé de jugar con temor, con inseguridad, como si estuviera en un examen, a disfrutar cada momento,  donde lo lúdico supera todas esas instancias negativas que me llevaban a perder tanto.

Muchos jugadores destacan tu magnifica actitud positiva en los torneos y ante los oponentes en los tableros. Ahora bien ¿Cuáles son las actitudes que más te gusta encontrar de tus rivales?

Por suerte estos jugadores me encontraron en esta etapa. Me gusta enfrentarme a un buen competidor, sin mañas y con reglas claras y que me obligue a usar todos mis recursos para vencerlo.

Los jugadores de Rosario llevan años subiendo su nivel como club estrella de entre los federales y en plena competencia con bonaerenses. ¿Cuál es la razón de ese éxito?

Creo que contar con líderes de primer nivel hizo que los que veníamos atrás intentáramos superarnos, nos entusiasmaran para salir a competir con otros clubes, y desarrolláramos luego una gran competencia entre nosotros, los que integramos el Club Rosarino de Scrabble, que se puso en práctica con los torneos mensuales que venimos desarrollando.

 A nivel personal, ¿qué te ha aportado el scrabble?

 La posibilidad de poder concretar el aspecto lúdico ,  de compartir experiencias y formar un grupo de amigos  a través del juego.  Esas amistades que luego se fueron fortaleciendo cuando empezamos a jugar torneos con otros clubes y también con la gente de la AAS. Hoy todos formamos esta comunidad de jugadores donde la amistad va creciendo y se va fortaleciendo en cada encuentro.

Un apunte

Quiero decir que gracias al desarrollo que impulsó la AAS  hacia los clubes del interior, hoy ya somos varios los que hemos llegado a participar de los mundiales y el federalismo va creciendo, van surgiendo nuevos jugadores y los grupos se van fortaleciendo.

Gracias y que continúen los éxitos

https://i2.wp.com/scrabble-santandreu.com/wordpress/wp-content/uploads/2017/10/bea5-e1509238042324.jpg?fit=95%2C100&ssl=1https://i2.wp.com/scrabble-santandreu.com/wordpress/wp-content/uploads/2017/10/bea5-e1509238042324.jpg?resize=80%2C80&ssl=1santiroesArgentinaENTREVISTASREPORTAJESargentinaDominando casi de principio a final, la argentina Beatriz Moscatelli fue la mejor debutante del reciente Mundial. Pero también fue parte del equipo ganador de la Copa de la Amistad formando terna con los venezolanos, Nobel López e Yvette Blanco, circunstancia que por clasificación le adjudicó plaza para el Mundial...Noticias relacionadas con el scrabble en español