Rick de las Casas es  uno de los estandartes del característico estilo de juego sevillano. Conocido como “la esponja” por su facilidad para asimilar enseñanzas, es un firme defensor del juego cerrado que gusta de analizar las partidas una vez las acaba. Se define competitivo pero no por ello pierde un ápice de caballerosidad en los tableros. 

¿Cuándo empezaste a jugar y cómo?

Conocía el juego y lo tenia desde hacia muchos años, pero nunca le había prestado especial atención. Hace tres años vivia en Girona, y un dia vi un anuncio en una biblioteca,sobre un taller de Scrabble.Llamé, y una tal Montse Sánchez me invitó a visitar su club. Cuando llegué allí,un tal Patxi me recibió y me acogieron muy bien durante un mes, hasta que me trasladé a vivir a Sevilla. Ya aquí contacte con Maria de Arcos, que me animó a unirme a Azeuxis,aunque previamente me enseñó durante muchas semanas,con paciencia y dedicacion, toda la base del juego. Luego ya en el club, Álvaro Noguer me enseñó mucho vocabulario, y con José  Montes  aprendí a no cometer fallos tontos y a ser más avispado en el juego.  Las cinco personas que he nombrado son las que más han contribuido a iniciarme en el juego y a avanzar.

¿Cómo te definirías jugando?

Claramente, y en parte debido a mis fuentes azeuxianas y a mi pasado ajedrecístico, soy un jugador de juego muy cerrado y doy una importancia vital a la estrategia. No dudo en sacrificar puntos en favor de la estrategia, para cerrar el tablero o para mantener un buen resto de atril.Si se puede ser defensivo en este juego, yo lo soy al máximo. Me encanta no dejar ni un resquicio para que mi rival haga puntos,casi más que hacer scrabbles yo mismo.La frase que más me gusta escuchar de mi oponente es:”aquí no se puede hacer nada”,porque significa que he hecho bien mi juego.

  Virtudes y defectos… 

Como virtudes, como ya he dicho, creo que me muevo bien en el juego cerrado y que no soy mal estratega. Como defectos, quizás en el aspecto psicológico tengo que trabajar más: ir muy por detrás en el marcador a veces me hace cometer errores, jugarme palabras que no conozco, quejarme de mi suerte o simplemente irme de la partida pensando que la remontada es imposible. También, aunque no se me note siempre, odio a muerte perder… soy muy competitivo y me cuesta digerir las derrotas… eso sí, a posteriori, con más calma, intento ser analítico en mis derrotas, pensar en la partida y en qué errores cometí.

Premiado como mejor debutante en tu primer torneo, varios títulos como mejor sub 1800 y desde hace tres temporadas fijo en las quinielas a podio.  ¿se van cumpliendo los objetivos?

La verdad es que hasta hacía poco nunca había pensado en objetivos que no fuesen pasarlo bien jugando y aprender, sinceramente, creo que no tenía nivel para plantearme nada más. Sin embargo, para ahora  sí que me había propuesto dos objetivos claros: hacer podio, y subir el mínimo de partidas ganadas en los torneos.

Entre los jugadores españoles se te considera un producto de juego plenamente incluido en la escuela azeuxis. Buen estratega y hábil en el manejo del cierre al rival si la ventaja te acompaña, base del “macramé sevillano. Tus resultados te han acompañado en diversos torneos andaluces y madrileños pero tus incursiones en Cataluña no han dado sus frutos. ¿Crees que hay algo de cierto en los tópicos de estilo de juego según comunidades o clubes en España?

Algo de cierto hay. En Azeuxis tenemos una tendencia natural al juego defensivo, y entre nosotros mismos lo practicamos en el club. Pero eso no quiere decir que nos adaptemos a otros estilos, al igual que en otras comunidades. La necesidad marca la pauta. Para un azeuxis lo peor es enfrentarse a otro azeuxis en el torneo, y el catenaccio ahí sí es necesario.

 

Te has convertido para muchos en un jugador en alza. Personalmente, con los factores de juego presentes, ¿en qué tanto por ciento distribuirías el azar, estrategia, vocabulario y psicología en el scrabble y cuál te motiva más?

Pienso que el vocabulario(15%), salvo si hablamos de los tops, no es decisivo en este juego. Todo el mundo conoce el idioma y se mueve en un abanico lingüístico parecido.

Creo que el azar (25%)es importante o bien en finales igualados, (por ej. Cuando la Q está bailando), o en partidas con jugadores de un nivel muy parecido. Es decir, influye a corto plazo. Sin embargo, creo que la suerte a lo largo de un torneo o de una temporada, acaba por estar repartida de una forma más o menos equitativa. La prueba de que el azar no es totalmente decisivo en este juego radica en que casi siempre vemos a los mismos jugadores en las mismas posiciones.

Para mí, el factor más influyente es la estrategia (40%): controlar el tablero, saber qué y cuando cambiar, hacer que el otro se coma la Q o fichas malas, saber cuándo y cómo abrir y cerrar, gestionar los atriles… considero que la estrategia es lo que marca la diferencia entre buenos y grandes jugadores.

La Psicología (20%)también tiene su importancia en este juego: controlar los nervios, no entrever que tenemos buenas o malas fichas, intuir lo que el rival puede tener en el atril o tramar en su mente, no salir derrotado de antemano ante un rival superior, no irse de la partida y mantener la concentración hasta el final, no confiarse…

Tanto en el Europeo como en el último torneo en Madrid se comentaba que tus partidas eran de una épica increíble especialmente en los momentos finales. ¿Qué hay de cierto en tales insinuaciones?

Tanto como épica…El Europeo se me dio redondo, la verdad es que me vino todo de cara y en alguna partida tuve más suerte que buen juego. Y en Madrid sí que tuve buenas partidas, creo que jugué bastante bien por ej. contra mi gran amiga Manoli Cano, aunque nunca me perdonará que le ganase poniéndole LERDA.

En la quinta temporada compitiendo en el Circuito, ¿podrías hacer un balance de los jugadores que más te han sorprendido y a quienes destacarías en las diferentes facetas del juego?

Podria hablar de la estrategia milimétrica de Maria de Arcos, de la faceta didáctica de Patxi, o de cómo un francés atesora en su cabeza todo el diccionario de la Rae.Pero me gustaria hacer un reconocimiento al jugador modesto que se hace 1000 km para ir a un torneo, gastando su dinero y su tiempo para volverse con 3 o 4 partidas ganadas y nunca en las primeras posiciones. Y que jamás pone una mala cara, nunca se queja y siempre tiene buenas palabras para todo el mundo. Por eso los jugadores que más admiro del circuito, y que me merecen más respeto, por delante de todos los grandes,son gente como Xavi Camprubi o Graciela Dalmas. Los jugadores modestos son igual de importantes que los top.

¿Qué le ha aportado el Scrabble a tu vida?

Hace poco comentaba entre risas con un compañero de club una frase que dijimos:”el Scrabble como forma de vida”. Pero si nos paramos a pensarlo,tiene mucho sentido. Desde que empecé a jugar, he tenido momentos malos en mi vida, y el hecho de utilizar el scrabble como vía de escape, de desconectar acudiendo a torneos y sobre todo,gracias a muchas de las personas que conoces en este mundillo,que se vuelcan contigo en lo personal y que acaban siendo grandes amigos, acabas por ver algo que mucha gente que no juega a esto no entiende: que se trata mucho más que de dos atriles, 100 fichas y un tablero.

santiroesENTREVISTAS  Rick de las Casas es  uno de los estandartes del característico estilo de juego sevillano. Conocido como 'la esponja' por su facilidad para asimilar enseñanzas, es un firme defensor del juego cerrado que gusta de analizar las partidas una vez las acaba. Se define competitivo pero no por ello...Noticias relacionadas con el scrabble en español