Jesús Flores ha sido la revelación de la pasada temporada mexicana: tercero en el Torneo Nacional, la clasificación individualizada del Campeonato Nacional de Clubes, campeón de la Clasificatoria de Monterrey y ganador invicto (doce partidas) del Torneo Paco Vidal, con lo que acumuló 34 partidas partidas oficiales invicto.  Analítico y altamente competitivo confiesa que en su progresión sigue siendo victima de los nervios en el inicio de las competencia.  

 

¿Cuándo empezaste a jugar y cómo? 

Yo defino mi acercamiento al juego en 3 fases, o 3 acercamientos distintos:

Tuve mi primer acercamiento al juego desde que era niño,  jugaba casi todos los fines de semana con mi madre y mis primos (Aunque muchas veces colocábamos palabras que ahora sé que son írritas o  inválidas porque usábamos un diccionario Larousse, mi mamá nos forzaba a acatar las reglas lo más posible).  Aquí nació mi pasión por el Scrabble y ahora ella ya no quiere jugar conmigo jaja.

Mi segundo acercamiento al  juego fue en el 2007-2008 en la Universidad de Monterrey, donde ingresé a un curso curricular de Vocabulario con Scrabble,  motivado por mi pasión al  juego. Este curso lo  impartía mi primera maestra, Norma Garza. Mediante su enseñanza conocí las bases del juego,  (Palabras de 2 letras y 3 letras), la invalidez de los verbos enclíticos, entre otras cosas,  y además me sembró una curiosidad inimaginable de lo que sucedía en el mundo competitivo. Sin embargo, en este tiempo me dedicaba a jugar solo en los torneos que tomaban lugar en la universidad y muy de vez en cuando participaba en los torneos locales que llevaba a cabo la Asociación de Monterrey,  donde posteriormente conocí a muchos de los jugadores consolidados como Héctor Guzmán, Carlos Espinosa, etc. Participé en el torneo nacional del 2008 a mis 19 años, en la ciudad de Monterrey, aunque ahora considero que no me fue tan mal para ser mi primer torneo nacional, en ese tiempo me cuestionaba mi presencia en esos torneos, quedé en lugar 26 o 27 ese año.

Mi tercer acercamiento  y el definitivo, fue hasta el 2011, a los 22 años  donde regresé a jugar con la Asociación de Monterrey, motivado por Norma Garza y Liduvina Solano, que jamás dejaron de invitarme. En este tiempo Héctor Guzmán me adoptó como su alumno junto a Gaby Garza y María Luisa Espinoza, con quiénes jugábamos hasta 3 veces por semana. Héctor, pacientemente, me fue enseñando a deshacerme de vicios en el juego, a ser más analítico, a hacerme planteamientos lógicos,  a aumentar mi vocabulario y sobre todo a no dejarme amedrentar por ningún oponente. Héctor es en realidad a quién le debo mi clasificación en ese año al mundial de México 2011, es un gran maestro y un muy gran amigo. Con él y junto a Gaby Garza, además de la entrañable amistad,  logramos un gran equipo de práctica y de estudio,  que se han traducido en buenos resultados a lo largo de estos dos últimos años.

 

¿Cuales son tus virtudes y defectos en el juego?

Una de mis virtudes en el juego, es que aunque no soy muy estudioso de listas de palabras,  leo mucho y practico mucho,  lo qué ha ido aumentado considerablemente mi vocabulario. Sé que tengo una gran capacidad de retención mnemónica y una equilibrada habilidad matemática. Y bueno, creo que la mayor virtud en el  juego que poseo, es que le tengo mucho cariño al mismo y por ende muchas ganas de seguir desarrollándome en él, no me rindo. Soy muy competitivo.

En cuanto a mis defectos, creo que aún soy víctima de los nervios. Recuerdo mi primera partida en el mundial  del 2011 contra el bicampeón mundial Luis Picciochi en mesa 1. El se veía muy tranquilo haciéndome pedazos, y yo apenas y podía respirar de nervios.  Otro de mis defectos es que al inicio de torneos, mis primeras partidas suelen ser un poco más flojas, pero  conforme avanza un torneo crece la concentración. Añadiría que a veces dudo de la validez de algunas palabras de 3 letras, creo que debería dedicarme un tiempo a memorizarlas bien.

 

Tras tu año de debut mundialista en el 2011 has alcanzado en esta temporada tu mejor nivel de juego. Además de la tercera plaza en el Torneo Nacional, lograste el triunfo en Monterrey y victoria invicta en Ciudad de México (12 partidas)  muestran al jugador revelación en México. ¿Qué ha cambiado en este tiempo?

El torneo en México fue para mí también una sorpresa, de hecho días antes le comentaba a Gaby Garza y a Héctor Guzmán que yo sentía que estaba cometiendo decisiones equivocadas en mis partidas de práctica. Darme cuenta de eso me ayudó a concentrarme en mis decisiones y  bueno, además considero que tuve una buena racha.  Si considero que he tenido progresión innegable, pues en los últimos torneos a los que he asistido me ha ido bastante bien  y se lo debo principalmente a 3 causas:

La primera a que he intentado participar en la mayor cantidad de torneos que he podido,  lo cual me ha ido brindando más seguridad en mí y la experiencia con otros estilos de juego. La segunda es que actualmente juego hasta unas 3-4 veces por semana con Gaby Garza, lo cual nos ha ayudado a tener la mente siempre en movimiento y a plantearnos muchos escenarios distintos en el tablero. (Aunque esto es malo cuándo nos toca jugar en torneos, nos  leemos a la perfección, conocemos cada una de nuestras miradas y hasta de nuestros aspavientos. La tercera causa es el aumento de vocabulario.

 

Tu entrada en la terna principal de la competencia de temporada es una novedad. ¿Ves en el scrabble mexicano más jugadores capaces de desbancara los tradicionales favoritos?

Claro y no por cuestión de amistad,  pero me atrevo a decir que veo en Gaby Garza la capacidad de desbancar a cualquiera de los favoritos. Posee una gran pasión por el juego y tiene un arsenal léxico muy amplio. Yo la considero una rival sumamente peligrosa. Esto se puede notar fácilmente en los últimos resultados (Torneo de clubes y en el Torneo Paco Vidal del 2013.

Abierto, cerrado, especulador, inconcreto ¿Cómo te definirías jugando? 

Más que jugar abierto o cerrado un tablero,  mi juego está basado a los atriles. Tomo mis decisiones en bases a ellos , pero trato de buscar un equilibrio entre un tablero controlado y un tablero versátil, sobretodo que se ajusten a mis letras.  Pienso rápido y tomo mis decisiones rápido, por ende ejerzo cierta presión sobre el otro oponente. Soy especulador, aunque no me considero un paranoico, pero si prefiero a veces arriesgar puntos o un turno por evitar una posible catástrofe en una partida. Me encanta el castellano y a veces llego a sacrificar algunas puntuaciones por una palabra mucho más elegante.  Me da más satisfacción haber podido colocar la palabra imposible que ganar una partida por una diferencia amplia de puntos.

 

¿Qué te motiva a competir y evolucionar en el scrabble?

Le tengo mucho cariño al juego, lo cual me invita por lo menos a seguir participando en el. He hecho muy buenos amigos con él y me encantaría atraer a más amigos y convertirlos  en adeptos a este  juego tan benéfico.  Por otro lado,  mi principal motivación para seguir compitiendo y evolucionando, es demostrar que no es imposible llegar a ganar torneos y destacar  a nivel nacional o internacional.  Quién sabe, tal vez algún día no muy lejano ganemos algún mundial. En el país hay  capacidad  y talento, no creo que nos haga falta  una fórmula mágica, es más bien cuestión de seguridad, disciplina  y  quitarnos algunos estigmas..


santiroesENTREVISTAS  Jesús Flores ha sido la revelación de la pasada temporada mexicana: tercero en el Torneo Nacional, la clasificación individualizada del Campeonato Nacional de Clubes, campeón de la Clasificatoria de Monterrey y ganador invicto (doce partidas) del Torneo Paco Vidal, con lo que acumuló 34 partidas partidas oficiales invicto.  Analítico...Noticias relacionadas con el scrabble en español