Cristian Richart disputó dos mundiales, logrando el puesto decimotercero en 2006 en Uruguay, y ganó dos torneos del Circuito español antes de retirarse de la competición en 2009. Más que por su faceta de jugador, es conocido por su vinculación a la comisión de léxico, donde fue uno de los principales artífices del lexicón.  

¿Cuándo empezaste a jugar al Scrabble y cómo?

Aunque sabía de la existencia del Scrabble desde pequeño, nunca me había interesado por jugarlo o por conocer su mecánica hasta que en 2004 me encontré con uno de los programas comerciales de Scrabble en inglés que había en aquel momento. Me gustó el juego desde que lo probé, lo que me llevó a buscar en internet y a encontrar ReDeLetras, la FISE y AJS en España. Al principio no sabía jugar y mi nivel de juego era realmente bajo, aunque en pocos meses empecé a mejorar notablemente. Mi primer torneo presencial fue ese mismo año. Fue en él cuando por primera vez vi cómo era un juego de Scrabble con su tablero, sus atriles y sus fichas, ya que hasta entonces solo había jugado en el ordenador.

 

En junio de este año 2013 se ha cumplido el tercer aniversario de la publicación del Desafío de Scrabble CJRP, un problema sobre un final de partida que diseñaste, publicado en junio de 2010 y que nadie ha resuelto aún, por lo que solamente tú conoces su solución. ¿Dónde se puede encontrar este desafío y por qué crees que a estas alturas nadie lo ha resuelto?

El desafío puede encontrarse tanto en la web de la FISE en la dirección http://fisescrabble.org/recursos/novedades como en una pequeña web que creé para él y cuya dirección es http://www.scrabble-cjrp.comli.com Nadie ha encontrado la solución aún, en primer lugar y principalmente porque es un problema realmente difícil cuyo desarrollo me llevó mucho tiempo y esfuerzo, y en el que se requiere encontrar la solución completa hasta el final de la partida, no solo la primera jugada. Y, por otra parte, los jugadores de Scrabble no se motivan a estudiarlo en profundidad, con el tiempo y la dedicación que requiere. Son muchos los que han hecho un análisis ligero sobre el principio del problema, pero se quedan ahí y lo dejan para una mejor ocasión que nunca llega. Solo un jugador hizo un intento verdaderamente notable, pero incluso él se quedó a medio camino. Personalmente voy a intentar darle más difusión y me gustaría animar a todos los jugadores de Scrabble a los que les guste este tipo de problemas a que lo intenten con el interés que necesita, ya sea individualmente o en equipo, y a que lo difundan en sus clubes y asociaciones.

 

Un reto del futuro inmediato será el desarrollo del nuevo reglamento de léxico y del nuevo lexicón de la FISE. ¿Qué avances importantes podemos prever que puedan ocurrir y para cuándo se esperan?

Dado que la fuente principal será la versión electrónica del DRAE XXIII, el principal avance será la inclusión del nuevo vocabulario que el diccionario incorporará y la eliminación o modificación de las palabras que el diccionario haya suprimido o enmendado. También es posible que además del Diccionario Panhispánico de Dudas, que ya se toma como referencia para los plurales, se tomen como fuentes de consulta  la web ,la Gramáticayla Ortografíadela RAE, aunque se espera que el DRAE XXIII ya esté adaptado a ellas. Pero a quien corresponde decidir todo esto es a la comisión de léxico, quienes también decidirán si se modifica alguna de las normas actuales, aunque el reglamento vigente es por lo general exhaustivo y adecuado salvo quizás algunas excepciones concretas que podrían revaluarse. El DRAE XXIII está previsto para octubre de 2014, y el desarrollo del reglamento y del lexicón estimo que llevará un mínimo de un año, quizás más, siempre a partir de la salida de la versión del diccionario en CD-ROM.

 

En el scrabble norteamericano siempre se dice que los jugadores procedentes de los estudios de ciencias tienen el mejor componente para triunfar. Es evidente que las clasificaciones destacan a tales jugadores. ¿Por qué en un juego de palabras el componente de ciencias es tan relevante?

El Scrabble es un juego esencialmente científico, en el que predomina la capacidad de análisis propia de la gente con formación científica o con inclinación al modo de pensamiento científico. Todo el componente estratégico del juego, cuándo abrir o cerrar, qué fichas cambiar y cuándo, el control del tablero, la estimación de probabilidades, la evaluación de finales de partida y, en definitiva, qué jugadas son mejores que otras es algo que es más familiar e intuitivo a la gente de ciencias. Cuando tengamos programas de simulación de juego como Quackle, el componente científico del juego quedará mucho más de manifiesto. Quizás la gente de letras tenga mayor vocabulario, pero esto no influye tanto ya que el vocabulario requerido en el Scrabble no es el que forma el habla diaria de las personas, sino vocabulario específico para el juego, y este puede adquirirse por igual con el estudio por todo tipo de gente.

 

A la hora de evaluar el índice de importancia en el juego de diversos factores existe siempre escasa uniformidad de criterios. Personalmente,  ¿en qué tanto por ciento distribuirías el azar, estrategia, vocabulario y psicología en el Scrabble y cuál te motiva más?

Mientras no se haga algún estudio informático al respecto, prefiero no dar porcentajes subjetivos y probablemente errados, aunque es claro que para desarrollar un buen nivel de juego se tiene que tener un buen dominio tanto de la estrategia como del vocabulario y un buen bagaje psicológico, especialmente cuando sabemos que hay que contrarrestar el azar en la medida de lo posible. Quizás el área más clave y que más posibilidades de mejora ofrece sea el vocabulario, debido al gran número de palabras existentes y del que muchas veces no se es consciente. En cualquier caso la estrategia no es menos importante y personalmente es el factor que más me motiva junto con la anagramación, por requerir la aplicación de la inteligencia de cada uno.  Un buen control estratégico  puede frecuentemente contrarrestar un vocabulario no demasiado extenso, aunque probablemente no sea suficiente si el vocabulario del rival excede ampliamente al propio. Todavía hay margen de mejora en la estrategia y cosas sobre ella que debemos aprender, lo  que sucederá cuando tengamos programas de simulación de juego como el Quackle anglosajón. En cuanto a la psicología, aun siendo un factor no propio del juego en sí, por supuesto es necesaria para no cometer errores y resistir durante un torneo largo, y quien tenga un buen autocontrol en este aspecto es claro que tiene mucho ganado. Del azar no hay demasiado que decir, es parte del juego y hay que asumirlo. Tan inapropiado es negar su existencia como hacen unos como exagerarla como otros. En cualquier caso, si el juego estuviera correctamente diseñado, y no copiado del inglés e inventado a partes iguales como actualmente está, la influencia del azar sería menor.

 

Como jugador has vivido experiencias internacionales aparte de la competición española. ¿Podrías hacer un balance de los jugadores que más te han sorprendido y a quienes destacarías en las diferentes facetas del juego?

Hay muchos grandes jugadores en la FISE que sorprenden y destacan, por lo que es imposible nombrarlos a todos, así que para no ser injusto me centraré en los bicampeones mundiales, que se caracterizan por tener un gran nivel en todas las facetas de juego. Benjamín Olaizola con sus logros y constancia en tantos torneos desde hace tanto tiempo, Luis Picciochi destacando tanto en clásicas como en duplicadas, Enric Hernández en sus mejores años, quien tiene el récord de dieciséis partidas de dieciocho en el mundial de 2006, Joan Ramón Manchado que supo ser clara referencia en una época ya pasada en los albores del Scrabble en español, y Blai Figueras, con su doble título mundial en duplicadas y su enorme vocabulario, y que recientemente con su retirada ha dejado un hueco que será difícil de cubrir.

Como seguidor del scrabble en español, ¿qué ha evolucionado en positivo o negativo en estos últimos años?

Creo que la evolución puede resumirse en que la FISE es hoy  gracias a muchísima gente una federación madura y consolidada, lejos ya de la federación joven que una vez fue hace dos o tres lustros cuando todo estaba por hacer. En los últimos años el Scrabble ha crecido en todos los países en los que ya existía y se está empezando a difundir en muchos otros. El mundial clásico se ha afianzado y ha doblado su número de participantes y se ha creado el mundial duplicado, firme ya también, que fue el gran ausente en un principio. Finalmente, creo conveniente destacar la importancia que ha tenido el lexicón, que ha automatizado las consultas haciéndolas instantáneas y libres de errores, ha posibilitado las duplicadas a partida completa y a rápido ritmo, gracias por supuesto al programa DupMaster de Joan López, y ha generado numerosas aplicaciones de estudio y de juego. Debo decir que aunque el lexicón se suele atribuir a mí principalmente, fue también logro de otras personas, especialmente de Venezuela y México. Factores negativos no encuentro ninguno, creo que siempre se va hacia adelante y espero que se siga así.

 

¿Qué podríamos aprender o exportar del Scrabble en otros países..especialmente del anglosajón y el francófono?

Creo que ambos tienen mayor difusión, debido a la mayor popularidad del juego en estos países,  pero esto es algo que ya empieza a cambiar gracias al trabajo de la FISE. Además, del Scrabble francófono se podría aprender que queda bastante área de mejora en el vocabulario, ya que algunos  jugadores franceses son capaces de hacer el cien por cien en varias partidas seguidas, y del anglosajón se puede aprender a mejorar la estrategia, cosa que sucederá cuando tengamos programas de simulación de juego como Quackle. Este programa determina qué jugadas son las mejores en el Scrabble clásico mediante una técnica de juego denominada simulación o muestreo de Montecarlo, consistente en jugar repetidamente todas las jugadas y sus posibles réplicas y contrarréplicas, evaluando en instantes cuáles dan mejores resultados. También incorpora un algoritmo para el análisis de finales de partida, en el que el juego es diferente por conocerse las fichas del rival. Tanto Héctor Klíe, como Enric Hernández, como yo mismo intentamos convencer a los autores de que lo adaptaran, cosa que no sucedió, aunque espero volver a intentarlo cuando salga el nuevo lexicón, para que la FISE pueda disponer de esta importante herramienta, a día de hoy gran desconocida entre la mayoría de jugadores de Scrabble en español.

 

En ocasiones has mencionado que el Scrabble en español no está todo lo bien diseñado que podría. ¿Qué te lleva a hacer esta afirmación?

En el Scrabble en español los valores y la frecuencia de las letras fueron a partes iguales copiados del inglés o inventados, y no se corresponden suficientemente con lo que los datos estadísticos del español indican. Es objetivo que por ejemplo letras como la J y la Z tienen un valor excesivo, mientras que otras como la G y la Y valen menos de lo que deberían, así como el error claro de que letras que tienen más fichas en el juego valgan más puntos que otras que tienen menos, como por ejemplo la D respecto a la  T y la L, o la C respecto a la mencionada G. Por otra parte, y aunque esto ya es más personal y opinable,  veo discutible la existencia de los dígrafos CH, LL, RR y soy partidario de la adopción del dígrafo QU así como de la aceptación de la K y la W en los comodines, pero por supuesto no como fichas propias debido a las pocas palabras en las que aparecen. Sin embargo, toda esta situación tiene difícil arreglo, ya que un rediseño del juego no correspondería hacerse según solamente los datos del lexicón, sino con complicados estudios informáticos para algunos de los cuales aún no se dispone de las herramientas necesarias, aparte de que comercialmente sería difícil convencer a alguna empresa de que editara una nueva versión, si bien supongo que tal vez podría experimentarse con ellas en ReDeLetras. En cualquier caso considero importante que los jugadores sean conscientes de todo esto ya que, si el juego estuviera mejor diseñado, la experiencia de juego sería a su vez mejor, aunque personalmente no tengo planes de emprender ninguna iniciativa a estos respectos  al menos a corto o medio plazo, quizás tampoco a largo.

 

Tras varios años en la élite del scrabble español e internacional, desde el 2009 estás retirado de la competición como jugador. ¿Qué provoca perder el interés competitivo?

En mi caso fue una suma de factores personales diversos, en la que quizás ninguno destaca especialmente sobre los otros. Por ejemplo el haber estado apartado del Scrabble presencial por razones de fuerza mayor durante todo un año me hizo ver las cosas con otra perspectiva, aparte de que también influyeron factores médicos y económicos.  En cualquier caso considero que la práctica del Scrabble presencial, el que considero el verdadero Scrabble, es ya una etapa cerrada en mi vida, algo del pasado respecto a lo que no siento deseo alguno de volver. Por ejemplo no me animé a intentar  participar en el mundial de 2012 pese a haberse celebrado en España. Mis principales logros competitivos son la victoria en dos torneos de AJS, algunos otros podios, un séptimo puesto en un campeonato nacional y un decimotercero en un mundial, ambos en 2006, y aunque creo que podría mejorarlos bastante, me basta con saberlo y no siento el afán de convertirlo en realidad, especialmente si para ello he de aprender largas listas de palabras. La práctica del Scrabble presencial supone un ciclo ya cerrado en mi vida, y no tengo intenciones de revertir esto, aunque en cualquier caso quizás me anime a participar en algún futuro mundial celebrado en España, falta mucho tiempo para eso y nunca se sabe.

 

¿Qué significa el scrabble en tu vida?

Para mí es principalmente un foco de diversión y realización, tanto en la práctica del Scrabble como en mis diversas contribuciones a la federación, sin olvidar el bienestar personal que produce pertenecer a un grupo de gente tan interesante y plural como es la FISE y que me ha aportado conocer a mucha gente que valoro y aprecio. Cuando jugaba presenciales era también una buena razón para viajar y para compartir el Scrabble en persona con otra gente y medirme con ellos, mientras que ahora la práctica del Scrabble por internet la considero más como un pasatiempo, ya que el que considero el verdadero Scrabble es el presencial como he dicho. En definitiva mi vida no sería la misma sin el Scrabble y la gente de la FISE.

  

santiroesENTREVISTASCristian Richart disputó dos mundiales, logrando el puesto decimotercero en 2006 en Uruguay, y ganó dos torneos del Circuito español antes de retirarse de la competición en 2009. Más que por su faceta de jugador, es conocido por su vinculación a la comisión de léxico, donde fue uno de los...Noticias relacionadas con el scrabble en español