Se impuso Serge Emig en la partida final decisiva y se hizo con el Mundial 2019. Finalmente su rival, Acevedo, se tuvo que conformar con la tercera plaza, ya que en mesa dos, la victoria de Ortega le facilitaba el subcampeonato.