Alejandro Gámez juega en Ciudad de México y se ha hecho un nombre en el scrabble internacional por algo más que ser un buen competidor. Este chilango afable y locuaz, aporta a las competiciones ese otro contenido que atrae de los torneos y que los convierte en encuentros donde prima tanto la amistad como la sana competencia: la camaradería y la calidez. 

 

 

 

 

 

¿Cuándo empezaste a jugar y cómo?

A los 9 o 10 años de edad alguien regalò un scrabble, era azul con reverso de tela y letras de madera. Lo jugábamos empíricamente, se empezó a desacompletar (por cierto, verbo no vàlido en el Lexicon pero de uso muy común). Como 30 años después voy por la calle un martes y veo un aviso del torneo nacional, que en ese entonces patrocinaba la marca oficial. Quedè creo que en lugar 51. Ahí mismo anunciaron de 2 lugares donde se podía practicar, uno era el restaurant Sabores de mi tierra y empecé a asistir por la cercanìa a mi trabajo. Luego cerraron el restaurante y meses màs tarde empecé a acudir a El Juglar, centro de arte y cultura, visita obligada para todo escrablista que asista a Ciudad de Mèxico.

¿Cómo te definirías jugando? 

Cada partida es distinta, evidentemente, en lo posible procuro jugar abierto, no asesinar las U por si me cae la Q. En ocasiones las mismas palabras provocan que se torne cerrado, pero asì es el Scrabble. Practico el juego limpio o el Fair Play, diría la FIFA , por aquello de “no hagas a otros lo que no te gustaría que te hagan”, y he visto que jugadores “ de liga mayor” , no necesitan de subterfugios, es cuestión de consciencia.

Tras varias temporadas en activo tanto en competiciones nacionales como internacionales.  ¿Como ves la evolución del Scrabble mexicano a nivel interno e internacional?

El Scrabble es un juego de amantes de las palabras, y por ende, de lectores, tristemente en Mèxico ,según el último censo de población, se leen 2 libros per cápita (cifra que dudo, han de estar incluyendo el Libro Vaquero, que es de historietas).

Mas veo con alegría que se viene una renovación; en Ciudad de Mèxico hay un par de “novatos” que tienen los dos principales requisitos: Pasión y disciplina. Y en la ciudad de Leòn, gracias fundamentalmente a la labor del profesor Jorge Lozano, creo que en el mediano plazo pueden surgir jugadores muy interesantes. Esto a nivel interno, y en el plano internacional espero que la situación económica nacional que vivimos la mayoría mejore, porque asì nos sería más asequible el roce internacional. Claro, esto no es un impedimento insalvable, ahí tenemos el ejemplo de pujanza de los hermanos venezolanos, siempre en los primeros planos a pesar de todo.

En alguna ocasión alguien refirió que jugar contra Alejandro Gámez cuenta como agradable, alejado de la competitividad dura y especialmente con el añadido de ser realmente cálida. ¿Qué hay de cierto en ello?

Me halaga la opinión de quien lo haya expresado, y agradezco a quienes la compartan. Te pueden decir mis connacionales que soy estudioso, tengo dos buenas características, buena memoria y no me acuerdo la otra, pero en mis dos primeros mundiales me fue mejor que en los dos últimos. Quizá lo mejor para mí sea espaciar aún más mis competiciones internacionales pero jugando menos presionado. Y ya que me mencionas lo de mi estilo, me vino a la memoria que en Playa del Carmen, Benjamìn Olaizola, Thailimar Montoya y Javier Lattuf me ganaron, pero comentaron al terminar que “Fue una partida bonita”,…y en efecto, me la partieron…digo, ganaron

Aún siendo un clásico jugador de competición, es fuera de esta donde más se relaciona el nombre de Alejandro Gámez al scrabble. ¿Qué apasiona de este juego?

A nivel local conozco excelentes personas, y en el plano internacional si bien he ido a menos mundiales (4) que ellos, sí encuentro ese factor común con quienes he tratado más de cerca. Por esa gratitud al Scrabble procuro regresarle algo de lo que me ha dado, ha habido cosas que van a la basura pero por mí no quedó, otras las he aportado casi clandestinamente pero valió la pena el esfuerzo.

Hoy por hoy si quisiéramos construir al jugador perfecto, por técnica, estrategia, vocabulario, psicología y hasta fortuna, ¿con quienes rellenaríamos ese puzzle?

No he jugado contra todos ellos, pero viendo ese posible “Frankestein” sería: Técnica La sin par Claudia Amaral cuando la suerte no se ensaña con ella, Estrategia creo que el hispano Manchado, por una jugada que me narraron en que cambió todas teniendo no malas letras y con lo que le cayó hizo un scrabble más provechoso. Vocabulario indudablemente el galo Serge Emig, con pódium constante en duplicadas, Psicologìa quizá Airan Pèrez, dado que es el campeón más joven y no se amilana ante tiburones.

El armazón de este portento no puede ser otro que Lulo Picchiochi, el multicampeón, al que rememoro que en Costa Rica alguien lo denominó “el amigo de los comodines”. Como en todo la suerte cuenta y súmale que está bien dotado de las demás características.

Fijo en varias citas internacionales te has batido con diferentes estilos de juego. ¿Con qué estilo de juego, que tipo de jugadores te encuentras más cómodo y más incómodo?

Al igual que en el fútbol, los argentinos son “cancheros”, saben sacar puntos con pocas letras. Los venezolanos tienen gran léxico, en Playa, la antes mencionada Thailimar me puso en triple un verbo que nunca me habían puesto (me acordaría), detalle notable dada su juventud. De los españoles a que me he enfrentado percibí que son los que menos miedo tienen a cambiar letras cuando no hay buen tablero. Creo que Costa Rica maneja un estilo muy parecido al mexicano, quizá influya en que no contamos con una cantidad de jugadores tan numerosa como las naciones antes mencionadas. En general sí juego cómodo con todos, lo que en determinadas circunstancias me es incómodo es si me preguntan, no importando el país, la suma de puntos a cada jugada , cosa que, si voy arriba ya me tiene sin cuidado, y si está parejo o voy abajo, los ignoro, pues también estoy con ese derecho. Pero en definitiva, contra quien juego màs incómodo y no importando de qué país sea, es contra el que me está apabullando
Llevas algunas temporadas como uno de los jugadores que más destaca en las competiciones periódicas de la capital y en otras menores, pero sin embargo la gran competición se te hace larga y difícil de gestionar. ¿En que radica esta circunstancia?

Quien asiste a un torneo tiene en la mira siempre mejorar y escalar posiciones, quizá lo que me falta es enfocarme más , no dejar que factores externos me afecten. Con dos de los mejores jugadores mexicanos tengo récord favorable más luego ocurre que pierdo partidas por errores pueriles. Vuelta a lo mismo, necesito enfocarme

¿Qué le aporta a tu vida el scrabble?

Una definición personal es que el Scrabble es el único juego en el que por muy buenos amigos que sean los competidores, siempre terminan haciéndose de palabras. Y aunque juegues tú como ”experto”, jugando contra un principiante, tienes ante ti atriles y tablero irrepetibles. En cierta forma, estás jugando contra otro pero también contra ti mismo, esa cosa interna que te impulsa a buscar la palabra más propicia (que no siempre es la más valiosa), pero principalmente, la oportunidad de convivir con gente en su gran mayoría, animosa, culta. Amistosa y de gran valía.

Muchas gracias a Alejandro Gámez

https://mundialscrabblemexico2018.blogspot.com/2018/12/el-senor-de-los-acrosticos.html?fbclid=IwAR2lom5LBr2ncP5r1D_ribWjLHoByQowkV4iu4cCdJNdlx9K504KvHjtVzU

https://i2.wp.com/scrabble-santandreu.com/wordpress/wp-content/uploads/2018/09/alejandro-gamez-e1547587287650.jpg?fit=103%2C100&ssl=1https://i2.wp.com/scrabble-santandreu.com/wordpress/wp-content/uploads/2018/09/alejandro-gamez-e1547587287650.jpg?resize=80%2C80&ssl=1santiroesMéxicoREPORTAJESmexicoAlejandro Gámez juega en Ciudad de México y se ha hecho un nombre en el scrabble internacional por algo más que ser un buen competidor. Este chilango afable y locuaz, aporta a las competiciones ese otro contenido que atrae de los torneos y que los convierte en encuentros donde prima tanto...Noticias relacionadas con el scrabble en español