Querida duplicada,
Cuando te conocí me pareciste insulsa, vana o, cuando menos, una versión incompleta de mi querido juego, porque allí donde conseguías vencer e imponerte sobre el azar, arrasabas también con todo lo que de lúdico y estratégico me aportaba el clásico, mi querido clásico.
No recuerdo cómo fue que aprendí a quererte, no sin esfuerzo, a base de tesón y de esa competitividad que, en el fondo de mí, más allá de mi querencia por el romanticismo del juego, también poseo. La cuestión es que aprendí a quererte y con ello no sólo tuve la ocasión de convertirme en un versado en ti, sino que también crecí como jugador de Scrabble clásico y adquirí cantidad de conocimientos que nadie más que tú podría haberme enseñado.
Aún hoy, ya algunos años después de aprender a quererte y de que esa pequeña comunidad a la que pertenezco haya aprendido a aceptarte tal y como eres, sigo viendo con dolor cómo a menudo no se te trata como creo que mereces. Al campeón mundial de Scrabble clásico se le sigue llamando “el campeón del mundo”, mientras que al de Scrabble duplicado se le llama “campeón duplicado” o no sé cuántos eufemismos más. Te dan menos partidas, te dan menos premios y te dan, una y otra vez, menos importancia. Qué bueno y qué valiente mi amigo Antonio Álvarez, cuando, al ir a recoger el premio de Campeón de España de Scrabble Clásico dijo “yo soy el de la suerte”. ¡Qué grande! Y no, no es cierto que lo suyo tenga menos mérito, pero en el fondo de esa broma subyace una gran verdad y es que la duplicada es, cuando menos, una cara distinta del mismo juego, al menos tan importante como su cara clásica.
Siempre he creído que la mejor manera de defender algo no es queriendo imponerlo, sino predicando con el ejemplo para que, poco a poco, unos y otros puedan ir viendo en eso que uno defiende las mismas bondades que nos han hecho defenderlo. Y eso es lo que precisamente ahora quiero hacer con la duplicada: explicaros el por qué creo que ella os puede convertir en una versión mejorada de vosotros mismos.
CONTRAS DE LA DUPLICADA:
* Elimina la estrategia y la sensación lúdica. Uno puede llegar a sentirse en ella más como en un examen que como en un juego.
* Elimina el azar, casi en su totalidad. Este aspecto puede ser una ventaja para algunos, aunque un inconveniente para otros. Sea como sea, el resultado en el Scrabble duplicado depende exclusivamente de las habilidades de uno mismo.
PROS DE LA DUPLICADA Y CÓMO NOS CONVIERTE EN MEJORES JUGADORES:
* Elimina el azar, casi en su totalidad. En tanto que competimos en un idioma en el que estamos aún muy lejos de conocer todo el diccionario, da igual si un jugador tiene mucho más vocabulario que otro. Si en una duplicada concreta sale precisamente la palabra que conoce el jugador con menos vocabulario, tendrá opciones de estar por delante del otro. Si un jugador juega una palabra de cuya validez duda y acierta, podrá situarse por delante de otro con mayor vocabulario pero que juegue más sobre seguro.
* Te enseña más vocabulario del que pueda enseñarte cualquier oponente. Te enseña nuevo vocabulario sin la necesidad de estudiar el diccionario. Incluso un especialista de la modalidad como el que suscribe aprende o refuerza su vocabulario en una media de dos palabras por cada turno de duplicada jugado.
* Refuerza tu juego en paralelo, así como tu juego con atriles complicados. Te enseña a encontrar buenas puntuaciones desde atriles con los que muchos jugadores cambiarían fichas, lo que supone una ventaja adicional en el juego clásico.
* Te demuestra que sólo en muy contadas ocasiones uno debe desechar la posibilidad de encontrar un scrabble. Muchos atriles con sólo dos vocales o consonantes pueden desembocar en scrabble y la duplicada te enseña a ser más analítico, más paciente y más pertinaz, antes de descartar la posibilidad de obtener scrabble.
* Te empuja a trabajar y a pensar de forma metódica, lo que te hará más fuerte como jugador de clásico. Primero hay que buscar una “jugada-seguro”, para que nuestros tres minutos no se escapen habiéndonos perdido, por ejemplo, buscando un scrabble que no llegó. Luego tienes que buscar el scrabble y, de no haberlo o de no dar con él, tienes que escrutar todo el tablero buscando una alta puntuación, en muchas ocasiones en paralelo. Tienes que calcular las puntuaciones de tus jugadas, valorar el grado de seguridad sobre las palabras que viste, anotar correctamente las coordenadas… El aprendizaje del método nos ayuda a pensar de forma cada vez más clara y lógica y establece una rutina que permite que nuestro juego gane en solidez.
* Te enseña a ser paciente. Después de nuestras primeras duplicadas, en las que arriesgamos con palabras de las que no estamos completamente seguros, comprendemos que el cero es un castigo demasiado severo y que, como en el refrán, los puntos de una jugada menor valen más “en mano que ciento volando”. En clásico, podemos sobreponernos a un error a base de estrategia, experiencia, azar… pero en duplicada los puntos perdidos no se recuperan. La paciencia nos acaba haciendo mejores jugadores.
* Te hace entender lo pequeños que somos como jugadores, frente a la omnisciente máquina, lo lejos que estamos de llegar a la perfección. En definitiva, establece los límites de nuestro campo de mejora. Como contrapartida a esto, nos hace ser conscientes de que ese campo de mejora no se establece sólo sobre palabras que desconocemos, sino sobre palabras conocidas que no hemos sido capaces de encontrar. Y aquí sí que podemos mejorar sin aprender nuevo vocabulario. La duplicada nos ayuda, por lo tanto, a mejorar nuestras capacidades de atención y concentración.
du
CÓMO PUEDE LA DUPLICADA AYUDARTE A MEJORAR TU JUEGONo puedo compartir una fórmula mágica según la cual la duplicada convierta a cada uno de nuestros lectores en una mejoradísima versión de sí mismo, pero sí puedo compartir al menos las experiencias que con ella me han ayudado a mejorar.

* Utiliza el programa DupMaster. Su creador, Joan López, ha desarrollado en él una fantástica herramienta de fácil manejo, que nos permite sacar todo el partido a esta modalidad. Puede descargarse en este enlace y, además, su página nos permite, a partir del catálogo de partidas, reproducir partidas de torneos en las que medirnos virtualmente a los mejores especialistas de la modalidad.

* Practica asiduamente. Una partida duplicada diaria o varias partidas semanales te ayudarán a mejorar tu juego rápidamente.

* Destierra tus prejuicios acerca de la duplicada. Si lo haces, pronto aprenderás a tomártela como un entrenamiento y, viendo la cantidad de beneficios que puede tener para tu juego, acabarás tomando el gusto a esta a menudo poco valorada modalidad de juego.

* Practica exclusivamente con partidas a 15 turnos. En cada atril debe haber un mínimo de dos vocales o dos consonantes (los comodines valen por cualquiera de ellas). Si un atril no es válido, se cambian las fichas. Para evitar caer en el aburrimiento, no recomiendo jugar partidas a bolsa completa más que en los períodos previos a una competición duplicada, como entrenamiento para aprender a desenvolverse en cualquiera de las fases del juego duplicado.

* Practica sin lápiz ni papel, apuntando tus jugadas en los casilleros del programa destinados a tal fin (coordenada y palabra principal). Con ello te habituarás a la utilización de la notación de jugadas por coordenadas que exige la modalidad. En los períodos previos a una competición duplicada, practica con lápiz y papel, calculando por ti mismo la puntuación de las jugadas.

* Al finalizar una partida, revisa todas las jugadas propuestas por el Máster para cada ronda (30 por defecto) y anota todas las palabras que no conozcas o te generen dudas. Consúltalas en el diccionario y acompáñalas de una breve descripción de su significado.

* Ocasionalmente, juega una partida en la que lleves tus puntuaciones y las de tu “superyó” (la que sería la mejor versión de ti mismo, en la que su jugada máxima sería la que tendrías que haber sido capaz de encontrar dado tu conocimiento léxico). Al finalizar la partida, calcula la diferencia entre tu puntuación y la de DupMaster. Si la puntuación de tu “superyó” se sitúa más cerca de la de DupMaster que de la tuya, significa que tu prioridad es mejorar en la modalidad. Si se sitúa más cerca de tu puntuación que de la de DupMaster, significa tu prioridad es la adquisición de nuevo vocabulario.

Si sigues estos consejos, que a quien suscribe le han ayudado a ser un jugador más completo en ambas modalidades de juego, muy pronto empezarás a experimentar los primeros avances.

Y, sobre todo, sea como sea y juegues a lo que juegues, ¡disfrútalo!

Extraido de http://eltwistdelescabel.blogspot.com.es/

https://i0.wp.com/scrabble-santandreu.com/wordpress/wp-content/uploads/2017/06/Duplicada-Video.jpg?fit=212%2C100&ssl=1https://i0.wp.com/scrabble-santandreu.com/wordpress/wp-content/uploads/2017/06/Duplicada-Video.jpg?resize=80%2C80&ssl=1santiroesREPORTAJESQuerida duplicada, Cuando te conocí me pareciste insulsa, vana o, cuando menos, una versión incompleta de mi querido juego, porque allí donde conseguías vencer e imponerte sobre el azar, arrasabas también con todo lo que de lúdico y estratégico me aportaba el clásico, mi querido clásico. No recuerdo cómo fue que...Noticias relacionadas con el scrabble en español