teresa solerCuando me empecé a plantear escribir este texto, me vino a la cabeza el título de Scrabble y sensibilidad (supongo que la referencia literaria es obvia), pero no conseguía darle contenido… sin embargo, era el único título que se me ocurría. Me recuerda a lo que dijo un cómico en una ocasión: “Estoy escribiendo un libro. Ya tengo numeradas las páginas”. Así pasaron los días (no catorce, sino más), y las páginas seguían numeradas pero sin una sola letra escrita.

Sucedió entonces que fui al torneo de Palma de Mallorca, y algo que viví allí fue el detonante de que comenzara a escribir ese “libro” cuyas páginas estaban ya numeradas. Me enfrenté en una partida con una jugadora con quien apenas había cruzado unas palabras en otras ocasiones. Me equivoqué al poner una letra y me intentó ayudar a arreglarlo, llegó un momento en que me quedaba bastante menos tiempo que a ella… comenzó a no pulsar el reloj cuando llegaba mi turno, me dio ánimos para que pudiera poner un scrabble en lugar de otro… Y no jugaba con una debutante, llevo ya seis torneos a las espaldas. Como escribí ya antes: aparte de ser una jugadora sobresaliente, me demostró que es una persona 10.

No sé si todos os sentiréis identificados con lo que digo, o si resulta que yo soy demasiado sentimental, pero siempre me siento mejor al final de una partida cuando la persona con la que he jugado ha sido amable conmigo… independientemente del resultado.

Y  existen muchas más muestras de amabilidad que llevo recibiendo en estos meses por parte de tantos jugadores… unas  más “importantes” que otras por el esfuerzo que han supuesto para la persona, pero todas las he apreciado: Mensajes de agradecimiento y enhorabuena tras un torneo organizado en mi ciudad; consejos para el juego; el que alguien se desplace unas cuantas veces al aeropuerto para ahorrarte un taxi, que te abra su casa; un Chupa-Chups que se te había antojado; hacerte el honor de representar a tu club aun viviendo a bastante distancia; un diploma especial en el torneo en el que peor papel hiciste; mensajes de felicitación por un plagio de Lope de Vega; dedicarte (bueno, co-dedicarte ) una entrada en su blog; preocuparse por tu salud…

Esto es un homenaje a todos los que ofrecen  afecto y amabilidad: antes o después de una partida, y sobre todo durante.

Jugar al Scrabble es una faceta más de la vida, a la que cada uno de nosotros  dedicamos más o menos tiempo y esfuerzo; y en la vida, según se dice, se siembra lo que se recoge. Seamos egoístas: sembremos afecto, no tenemos nada que perder, y seguro que  recogeremos más a cambio.

santiroesREPORTAJESCuando me empecé a plantear escribir este texto, me vino a la cabeza el título de Scrabble y sensibilidad (supongo que la referencia literaria es obvia), pero no conseguía darle contenido… sin embargo, era el único título que se me ocurría. Me recuerda a lo que dijo un cómico...Noticias relacionadas con el scrabble en español